Slideshow shadow

Ser escritor es un oficio. Decía Michael Ende, autor de La historia interminable, “las ideas le vienen a uno al escribir, durante el trabajo.  Eso de tener ideas se puede conseguir con la práctica. Es, de verdad, una cuestión de entrenamiento. Quien no sabe tocar el piano se asombra de lo que es capaz un pianista. Pero el pianista tampoco lo ha sabido desde el principio, así, sin más. Se ha ejercitado muchos, muchos años. Con un escritor pasa lo mismo.”

Y la práctica para el escritor no consiste sólo en escribir, sino también en leer. “El que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho”, frase de Cervantes, hombre de mundo quizás un poco a su pesar, que resume lo que un aspirante a escritor profesional no puede perder de vista.

En la Escuela de Escritura metrobook queremos ayudar a los escritores a conocer algunas herramientas prácticas para adquirir más soltura en el ejercicio de su oficio. Ellos son los que poseen el talento, pero el genio no logra nada si no se ejercita.

Nuestros Talleres ofrecen material didáctico con un enfoque muy práctico, una amplia selección de textos de libros fundamentales de la literatura universal intercalados en el propio material para poder ver sobre la marcha qué soluciones y herramientas narrativas manejaban los grandes autores de la historia de los libros.

No hay nada mejor que leer un libro. Bueno, quizá escribirlo.

Deja un comentario